“Tres pasiones, simples, pero abrumadoramente intensas, han gobernado mi vida: el ansia de amor, la búsqueda del conocimiento y una insoportable piedad por los sufrimientos de la humanidad. Estas tres pasiones, como grandes vendavales, me han llevado de acá para allá, por una ruta cambiante, sobre un profundo océano de angustia, hasta el borde mismo de la desesperación” — Bertrand Russell

Mostrando las entradas con la etiqueta Eric Toussaint. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta Eric Toussaint. Mostrar todas las entradas

7/8/17

La revolución rusa, el derecho de los pueblos a la autodeterminación y el repudio de la deuda

Eric Toussaint
Los tratados con las repúblicas bálticas, Polonia, Persia, Turquía…
El tratado de Versalles finalmente fue firmado el 28 de junio de 1919 sin que la Rusia soviética formara parte. No obstante, el Tratado de Versalles anulaba el Tratado de Brest-Litovsk. En virtud del artículo 116 del Tratado de Versalles, Rusia podía demandar reparaciones de guerra a Alemania. Lo que no hizo, puesto que quería ser coherente con su posición a favor de una paz sin anexiones y sin demandas de indemnizaciones. En cierta forma, lo que le importaba es que el Tratado de Brest-Litovsk fuera abolido y que los territorios anexados por Alemania en marzo de 1918 fueran devueltos a los pueblos que habían sido expoliados (pueblos bálticos, polaco, ucraniano, ruso…), de acuerdo con el principio de autodeterminación defendido por el nuevo Gobierno soviético.

Ese derecho estaba invocado en los primeros artículos de cada uno de los tratados de paz firmados entre la Rusia soviética y los nuevos Estados bálticos en 1920: Estonia el 2 de febrero, Lituania el 12 de julio y Letonia el 11 de agosto. Esos tratados de paz son similares y la independencia de esos Estados —integrados por la fuerza en el Imperio zarista— era sistemáticamente afirmada en el primero o en el segundo artículo. Por medio de esos tratados, Rusia reafirmaba su oposición a la dominación del capital financiero y su decisión de repudiar la deuda zarista. Efectivamente, el tratado firmado el 2 de febrero con Estonia enunciaba: «Estonia no tendrá ninguna parte de responsabilidad en las deudas y en cualquier otra obligación de Rusia (…). Todas las reclamaciones de los acreedores de Rusia con respecto a deudas que conciernan a Estonia deben ser dirigidas únicamente contra Rusia.» Hubo disposiciones similares con respecto de Lituania y de Letonia en los tratados firmados con esos Estados. Además de reafirmar que los pueblos no deberían tener que pagar las deudas ilegítimas contraídas en su nombre pero no en su interés, la Rusia soviética reconocía también el papel de opresor que había tenido la Rusia zarista en relación a las naciones minoritarias que formaban el Imperio.

15/2/16

El bloqueo del desarrollo en el Tercer Mundo — Elementos para una explicación

Eric Toussaint   |   Karl Marx (Marx. 1968), en el Libro I del El Capital, identifica diferentes fuentes de acumulación originaria que permitieron al capital europeo extenderse a escala mundial. Estas fuentes fueron, especialmente: el saqueo colonial, la deuda pública y el sistema de crédito internacional, fuentes que se agregaron en Europa a la progresiva desposesión de los productores de sus medios de producción, lo que permitió que una mano de obra, transformada en asalariada, fuera puesta a disposición del capital industrial para producir plusvalía.
La acumulación originaria de capital en el orden internacional
Con respecto al papel del saqueo colonial, Karl Marx escribió: «El descubrimiento de los yacimientos de oro y plata de América, la cruzada de exterminio, esclavización y sepultamiento en las minas de la población aborigen, el comienzo de la conquista y el saqueo de las Indias Orientales, la conversión del continente africano en cazadero de esclavos negros: son todos hechos que señalan los albores de la era de producción capitalista.» |1|

____________________________________

Páginas interesantes
____________________________________

Les presentamos algunos datos para conocer a Eduardo del Río: ¿Quién fue Rius? — Adn 40
Ante la muerte del maestro Eduardo del Río (Rius) — La Verdad
Adiós a Rius, el gran caricaturista de México — Sputnik
Isidoro Berdié Bueno: En el origen de las civilizaciones — Naiz
José Pablo Feinmann: Capitalismo — Página 12
Juan Castellanos: Walter Benjamin y los pueblos indígenas de México — La Izquierda Diario
Rodolfo Ortega Montero: Croniquilla: Flora Tristán, la hija de Simón Bolívar — El Pilón
David Martínez Pradales: Alaska visionaria: ¿Nos hallamos en el albor de una rebelión de los electrodomésticos? — Nebbot
Mixar López: Frank Zappa: El hombre que lo hizo todo — Quarter Rock Press
Nael Ramírez Domínguez: La juventud frente al imperialismo — Rebelión
Russie, 23 février 1917: les femmes allument l’incendie révolutionnaire — Le Monde
Christian Vanneste: Emmanuel Macron, la caricature souriante de l’establishment triomphant — Boulevard Voltaire
Carlos Noriega: Perú, Fujimori, autogolpe y 25 años después, la continuidad neoliberal — Sur & Sur
Manuel Martínez Llaneza: Notas sobre las "Tesis de Abril" — Espai Marx
Riccardo Evangelista: Polanyi, Hayek e le aporie del reddito di cittadinanza — Economia & Politica
Josep María Antentas: Imaginación estratégica y partido (PDF) — Viento Sur
Jesús Silva-Herzog Márquez: Plomo y equilibrio: Giovanni Sartori y la teoría de la democracia — Nexos
Alonso Gallardo: Notas para romper ideológicamente con el neoliberalismo progresista — La Voz de Asturias
Rosa Pascual: Chimen Abramsky - El viaje ideológico de un judío estalinista (+ Video) — Cajón de Sastre
Mempo Giardinelli: Carta pública a Mario Vargas Llosa — CubaDebate
Miguel Urbán: La Europa Fortaleza se construye sobre el miedo y la escasez — Público
Sergio Bufano: A cien años de la revolución que conmovió al mundo — Perfil
Chema Sanmorán: La breve historia y gran aportación fotográfica de Walter Benjamin — Xakalafoto
Eduardo de León: A propósito de Enrico Berlinguer / Por un nuevo compromiso histórico — La Diaria
Rafael Luis Gumucio Rivas: Michel Onfray: Nietzsche, anarquismo y decadencia — El Clarín de Chile