Cargando...

4/7/16

Realismo capitalista: nuevo diagnóstico, viejo tratamiento

Ariane Díaz

Año 2008: ante la caída de Lehman Brothers y sus posibles consecuencias en cadena en las economías más importantes del mundo, los Estados más poderosos (y más comprometidos) coordinaron, no sin tensiones, una serie de rescates megamillonarios a sus respectivos bancos. Esto provocó, para Mark Fisher, otra caída: el “colapso del marco conceptual que proveyó de cobertura ideológica a la acumulación capitalista desde la década de 1970” [117]1, según deja asentado en su primer libro, Realismo capitalista, publicado en 2009 y recientemente traducido al castellano por Caja Negra, que incluye también el texto que destinó a la compilación de 2012 What are we fighting for: a radical collective manifestó [Por qué estamos peleando: manifiesto radical colectivo] donde intelectuales y activistas, con suerte desigual, trataron de caracterizar y dar una alternativa a la crisis capitalista en curso.

Sin embargo, para este crítico cultural y académico inglés que trabajó estas ideas y las nutrió del intercambio en su blog K-punk (hoy un poco abandonado), los neoliberales que presumían de su antiestatalismo y celebraban la destrucción del espacio público (y que demostraron ser más bien defensores de ciertos usos de los fondos públicos y del Estado –los securitarios– en su favor), son apenas unos de los emergentes (los más entusiastas) de una particular configuración del capitalismo que habitamos, y que se remontaría hasta la caída de los “socialismos reales” a fines de los ochenta.

2/7/16

Elecciones en España: Avanzar retrocediendo

Miguel Manzanera Salavert

Las votaciones del 26 de Junio suponen un frenazo parael proceso de cambio, que ha afectado al Estado español durante el último ciclo electoral; éste comenzó con las elecciones europeas hace dos años (mayo del 2014), siguió con las municipales (mayo 2015) y acaba de terminar con la repetición de las elecciones generales.  Al cierre de este periodo, podemos observar un panorama político completamente diferentedel que había en un principio; el bipartidismo, estructura política que caracterizaba el régimen juancarlista –similar otros sistemas políticos liberales-, aparece severamente disminuido en su influencia social.  Frente a ello, los grupos políticosque buscan transformar las estructuras de la sociedad en favor de una mayor racionalidad, y que representan los intereses de las capas populares –clase trabajadora y movimientos sociales, mujeres, jóvenes, ecologistas, pacifistas, animalistas, etc.-, han alcanzado resultados impensables hace tan solo dos años:más de cinco millones de votos que suponen más del 20% del electorado.  Como consecuencia, estas fuerzas cuentan con un fuerte grupo parlamentario en Europa,una importante cuota de poder municipal –con las alcaldías de las capitales más pobladas del Estado, Barcelona y  Madrid, así como otras ciudades significativas, Valencia, Zaragoza, La Coruña, Pontevedra, Pamplona, Cádiz, Zamora-,y una nutrida representación en las cámaras legislativas,71 miembros del Congreso y 16 del Senado.

1/7/16

Brexit: ¿Qué hay de Lehman Brothers?

La valorización del dólar frente a la libra y el euro, suprimiría exportaciones norteamericanas provocando recesión en EEUU
El Brexit podría dar lugar a una situación semejante a la caída de Lehman Brothers
Paula Bach
Aunque finalmente el Brexit captó el voto mayoritario en el Reino Unido, aún falta correr mucha agua bajo el puente. Los resultados inmediatos son conocidos: la libra esterlina se desmoronó tocando un mínimo desde 1985 –aunque la apuesta de Soros en 1992 la hizo caer de forma más pronunciada-, las bolsas del mundo registraron un viernes negro y en algunos mercados –como los monetarios o los de acciones bancarias europeas- los precios se movieron más dramáticamente que durante el “crash salvaje” de 2008, según Financial Times.

Algo de esto –bastante predecible en caso de un resultado favorable al “Leave”- habíamos anticipado en Petróleo, deudas, Brexit... Los movimientos descendentes continuaron el lunes y ayer las bolsas protagonizaron una toma de ganancias. Es imaginable también que en los próximos días, semanas y quizás meses, continúe una vasta agitación de los “mercados”. Y el problema es que cuando hablamos de meses, la coyuntura empieza a mezclarse con el mediano y largo plazo. Es cuando lo obvio y evidente le empieza a dar lugar a lo profundo y más difícil de prever: ¿Qué escenario inaugura el Brexit? ¿En qué medida podría dar lugar a una situación semejante a la caída de Lehman Brothers? La respuesta –quizá más que de costumbre- dista de ser sencilla.

Papel de la Universidad Nacional de Colombia en la construcción de la paz

El debate en torno al reconocimiento otorgado al doctor Miguel Ángel Beltrán

Miguel Ángel Beltrán
Como profesoras y profesores de la Universidad Nacional de Colombia y de otras instituciones de educación superior del país, consideramos que la polémica en torno al reconocimiento que la Facultad de Ciencias Humanas le otorgó al doctor Miguel Ángel Beltrán como egresado de Sociología en la celebración de los 50 años de la Facultad reafirma la necesidad de plantear un debate de la mayor importancia, aplazado dentro y fuera del alma mater acerca de la inherente relación entre la academia, la ciencia y la política; y entre la universidad y la sociedad.

La controversia en torno al reconocimiento del colega Miguel Ángel Beltrán revela, al menos, dos posturas. Por un lado, quienes, al parecer, estiman como ciertos sus vínculos con la insurgencia y están de acuerdo con la destitución por parte de la Procuraduría y su actual detención. Por otro lado, quienes identifican vicios en tal procedimiento, ven en el fallo del Procurador una amenaza contra la libertad de cátedra e investigación, y esperan que el proceso jurídico esclarezca su situación jurídica. Quienes firmamos esta declaración nos inclinamos por la segunda opción, y por tanto entendemos como legítimo el reconocimiento a Miguel Ángel Beltrán como egresado, porque si bien ha perdido la libertad, no ha perdido sus derechos morales ni cesado su producción académica. Vemos con preocupación, sin embargo, que la difusión de la polémica ha alimentado la polarización en nuestra universidad.

30/6/16

João Guimarães Rosa, otro gigante de la literatura brasileña

João Guimarães Rosa ✆ Baptistão
Ricardo Bada  

La literatura brasileña del siglo XIX la domina un gigante, Joaquim Maria Machado de Assis, un gigante que, al mismo tiempo, es una isla. En el siglo XX, esa isla deviene archipiélago, se le unen seis gigantes más: Euclides da Cunha, Graciliano Ramos, Nelson Rodrígues, Carlos Drummond de Andrade, Jorge Amado y João Guimarães Rosa. Y aparece también un islote  exuberante, producto de una erupción volcánico-creadora, avizorado por el intrépido explorador de territorios vírgenes Mário de Andrade, que lo llamó Macunaíma

Un inciso: No faltarán entre ustedes los conocedores de la literatura brasileña que se estén preguntando si no me olvido de Clarice Lispector. No la olvido, pero a mí me parece –muy a contrapelo del consenso casi unánime, para el cual Clarice es una escritora cuyos cuentos pueden equipararse a los de Guimarães Rosa– que en el panorama de los siete gigantes de que hablo, ella no tiene sitio. Con toda seguridad es bastante posible que me equivoque, pero creo que está sobrevalorada literariamente en función de criterios extraliterarios. No obstante, quede constancia de la existencia de ese consenso y de mi modesta opinión en contra. Y con ello cierro el inciso.

Todos y cada uno de los siete gigantes de que hablé merecen una atención que con frecuencia le ninguneamos al Brasil, sin que jamás haya logrado querer (porque poder sí puedo) entender el por qué. Si aquí me concentro en Guimarães Rosa se debe a la ocasión de rememorarlo que nos ofrece el centenario de su nacimiento. Pero no olvidemos a los otros: sus tallas ciclópeas configuran en el mapa de la literatura latinoamericana una especie de Isla de Pascua, y en rigor les deberíamos dedicar un par de minutos de esta charla.

28/6/16

El Brexit no puede ser favorable para la economía de Gran Bretaña

Michael Roberts

Bueno, me equivoqué. Yo creía que los británicos votarían permanecer en la UE, y ganarían por poco. En lugar de que hayan votado salir por poco margen. El índice de participación del 72 % fue mucho mayor que las últimas elecciones generales de mayo de 2015 (67 %), por las que el partido conservador regresó por poco a la oficina con una pequeña mayoría de sólo 12 escaños. David Cameron había logrado su victoria por un acuerdo de su partido a una convocatoria a un referéndum sobre la adhesión a la UE. Esto en un marco en donde el partido euroescéptico (UKIP), había contado con un sondeo de intención de votos alcanzado más del 20 % en la UE y en las elecciones locales. Al aceptar un referéndum, Cameron logró reducir la representación del UKIP a sólo un asiento en el parlamento.

Pero esta táctica política ha fracasado. Cameron ha perdido el referéndum y ha anunciado que va a renunciar y dar paso a un líder pro Brexit como Primer Ministro para llevar a cabo las negociaciones tensas y tortuosas con los líderes de la UE durante el otoño. Ganar la elección (2015) ha resultado ser un regalo envenenado como sugerí.

English
Parece que un número suficiente de votantes creen que los argumentos de los pro Brexit de conservadores y UKIP, que lo que era malo en su vida era "demasiada inmigración” y un “exceso de regulación” de la UE (aunque Gran Bretaña ya es la economía más desregulada en la OCDE). Y no que en realidad tiene que ver con la crisis capitalista global, la consiguiente depresión larga y las políticas de austeridad del gobierno conservador.

Sí, muchos votantes no se tragan los argumentos de inmigración y regulación; pero estos son principalmente los jóvenes; los que vivían en las zonas multiétnicas como Londres y Manchester y los hogares más acomodados en el sur urbano. No fueron suficientes encomparación con los que votaron a salir. Son mayores, v iven en pequeños pueblos y ciudades, principalmente en el norte o en Gales lejos de Londres y de la vista de los “inmigrantes”, pero que han sufrido la mayor parte de los trabajos mal pagados, los recortes del sector público y la decadencia de la vivienda y las calles principales.

27/6/16

Brexit, la Unión Europea y la OTAN

Atilio A. Boron

El triunfo del Brexit en el referendo abre múltiples interrogantes. La mayoría de los analistas, sobre todo en la prensa hegemónica internacional, ha puesto el énfasis en el examen de sus consecuencias sobre los mercados, su exacerbada volatilidad y la cotización de las principales monedas. Sin restarle importancia a este asunto creemos que este énfasis economicista está lejos de apuntar a lo más significativo. Los mercados son entidades veleidosas, siempre sujetos a esa “exuberante irracionalidad” denunciada por Alan Greenspan, el ex jefe de la Reserva Federal de Estados Unidos, de modo que pronosticar su derrotero una vez consumada la salida del Reino Unido de la UE es un ejercicio ocioso y condenado al fracaso, inclusive si las predicciones se hacen para el corto plazo. Mucho más importante es ponderar lo que la decisión del electorado británico significa en términos políticos: un golpe si no mortal pero sin duda muy duro a un proyecto comunitario que cuando adquirió una connotación social y política progresista fue secuestrado, tergiversado y prostituido por la oligarquía financiera europea. Con la deserción de Londres –un divorcio litigioso y no consentido, al decir de algunos- la UE pierde a la segunda economía y al segundo país en población, lo que debilita a una Europa que, con la estructuración supranacional pergeñada por Bruselas, trató de reposicionarse en términos más protagónicos en el turbulento tablero de la política internacional. Si con el Reino Unido en sus filas la UE no era más que un aburrido segundo violín en el concierto de naciones, con los británicos afuera su gravitación global disminuye aún más vis a vis China, Rusia y los nuevos centros de poder internacional.

Lo que los medios no dicen sobre las causas del Brexit

Vicenç Navarro
No hay pleno conocimiento y conciencia en las estructuras de poder político y mediático (que en terminología anglosajona se llama el establishment político-mediático) que gobiernan las instituciones de la Unión Europea, así como las que gobiernan en la mayoría de países que constituyen la tal Unión, de lo que ha estado ocurriendo en la UE y las consecuencias que las políticas propuestas e impuestas por tales establishments han estado teniendo en las clases populares de los países miembros. Durante estos años, después del establecimiento de la Unión, ha ido germinando un descontento entre estas clases populares (es decir, entre las clases trabajadoras y las clases medias de renta media y baja) que aparece constantemente y que amenaza la viabilidad de la UE.

24/6/16

El ‘goodbye’ del Reino Unido — Anotaciones marxistas sobre lo ocurrido y el futuro en la Unión Europea

Jon E. Illescas

Hoy es un día histórico. Nadie pone en duda este punto. Por escaso porcentaje, la mayoría de los británicos votaron por marcharse de la Unión Europea. Con el 100% escrutado, un 51,9% votaron goodbye y un 48,1% to remain. No me detendré en este breve artículo a analizar cómo la opción del Brexit ha triunfado en las zonas rurales ni cómo en las zonas más avanzadas y cosmopolitas lo ha hecho la voluntad de mantener la eurociudadanía. No hablaré tampoco del divorcio entre los trabajadores cualificados y los no cualificados (lo que algunos designan, erróneamente, como el enfrentamiento entre la clase media y la obrera). Tampoco de cómo gran parte de las áreas periféricas e industriales han abandonado el internacionalismo conservándolo para las películas hollywoodienses de amenazas alienígenas y por el contrario han abrazado el nacionalismo chauvinista de la parte más retrógrada, racista e imperialista de la burguesía inglesa. Algo que ciertamente habla muy mal de la capacidad de la “izquierda realmente existente” para conectar con los trabajadores y hacer pedagogía y estupendamente de los grandes medios de derecha que, como The Sun o The Daily Mail, llevaban décadas reproduciendo su hegemonía machacando e infectando a los obreros con esos contravalores. No es momento de hablar de esos asuntos que, aunque importantes, ya están siendo señalados por algunos analistas.

En la acera de enfrente

Gustavo Márquez Marín

Entre los principios rectores del decreto “Arco Minero del Orinoco” (AMO) están la “ética socialista”, el “resguardo y defensa de la soberanía nacional”, el “respeto a los pueblos y comunidades indígenas” y la “sustentabilidad”. No obstante, su contenido es la antítesis de los mismos, ya que su verdadero propósito es satisfacer las expectativas del gran capital minero-extractivista, desestimando las graves e irreversibles consecuencias económicas, ambientales, sociales y geopolíticas que tendrá para el presente y futuro de la República.

Bajo la figura de “zona estratégica especial¨ se decreta un estado de excepción permanente, al suspender la aplicación de la Constitución y las normas que rigen la materia económica, social, ambiental y político-institucional. Se crea un régimen “especial” para las contrataciones públicas al cual deberá subordinarse la Controlaría General de la República. Se crea un régimen aduanero y tributario “especial” para exonerar del IVA y el ISR a las transnacionales y permitirles importar bienes e insumos bajo un único concepto arancelario, restringiendo así la posible participación de proveedores nacionales.

Notas interesantes de la Red

Notas interesantes de la Red

David Harvey: Crisis del capitalismo — You Tube
Jorge Enrique Adoum supo reflejar en su poesía los problemas sociales — 20 Minutos
Martín Cristal: Borges y la evolución de los escritores — La Voz
Charles Hoareau: Brexit : le point de vue des communistes anglais — Rouge Midi
José L. Flores: Venezuela: tra crisi e propaganda — Voci dall’Estero
Sólo dos de 10 argentinos ve positiva la gestión de Macri (80% de rechazo) — Telesur
Emmanuel Rodríguez: ¿Por qué ha fracasado Podemos? — Ctxt
UNICEF: 69 millones de niños morirán por causas evitables (+ Fotos, Video y PDF) — CubaDebate
Enrique Arias Vega: Reino Unido suicida a Europa — La Voz Libre
Alea iacta est. La capitolazione della sinistra di fronte alla storia. — Militant
Fabián Casas: George Oppen: Maestros de la claridad — Perfil
Carlos Herranz: ¿Y si nunca hubiese Brexit? — Radio France International
Checchino Antonini: La lunga e tortuosa strada per la Brexit — PopOff
Linsay: Venezuela: les cinq plus grands mensonges des médias — Rouge Midi
Diez frases para recordar a "Rayuela" de Julio Cortázar — Telesur
Jean-Luc Mélenchon: Venezuela: deux poids deux mesures au Parlement européen —You Tube
Linux o barbarie — Ubu Ré
Higinio Polo: La fuerza apacible del Vietnam — Rebelión
George I. García Quesada: La ciudad entre mercancía y Derecho — Memoria
Félix Valdés García: Leer a Franz Fanon, medio siglo después — You Tube
Ariane Díaz: Borges: el hombre que volvió de la grieta — La Izquierda Diario
Eduardo Febbro: Paris es una gran protesta social — Sur & Sur
Gianni Vattimo comenta a Walter Benjamin: “Sobre el concepto de Historia” — You Tube