“Tres pasiones, simples, pero abrumadoramente intensas, han gobernado mi vida: el ansia de amor, la búsqueda del conocimiento y una insoportable piedad por los sufrimientos de la humanidad. Estas tres pasiones, como grandes vendavales, me han llevado de acá para allá, por una ruta cambiante, sobre un profundo océano de angustia, hasta el borde mismo de la desesperación” — Bertrand Russell

Mostrando las entradas con la etiqueta Revolución soviética. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta Revolución soviética. Mostrar todas las entradas

6/7/17

Octubre rojo: Un siglo después del triunfo de la Revolución Bolchevique en Rusia

Higinio Polo

Un siglo después de su triunfo, la revolución bolchevique sigue suscitando furiosos ataques de la derecha política y de sus terminales ideológicos en la prensa y en las televisiones, en la investigación universitaria dirigida y subvencionada, y en los centros de elaboración ideológica liberal, que, sin embargo, apenas se interrogan sobre el infierno capitalista del que surgió la revolución: el barro y la muerte en las trincheras de la Primera Guerra Mundial y la oprobiosa autocracia zarista que ahogaba al pueblo ruso y lo condenaba a la miseria y la explotación. Para los beneficiarios del capitalismo realmente existente y para los vendedores de mentiras, el socialismo soviético se resume en error y represión, en furia y crueldad, mientras que el horror causado por el capitalismo, en las dos guerras mundiales y en la esclavitud colonial, en las guerras imperiales y matanzas lanzadas desde entonces en cuatro continentes, en Vietnam y en Corea, en Indonesia y en Afganistán, en Yugoslavia y en Ucrania, en Brasil y en Argentina, en Angola y en Libia, en Siria y en Iraq, por citar sólo algunos ejemplos de la infamia, ese horror, se diluye en lejanas causas y décadas perdidas de las que, como por ensalmo, el capitalismo no es responsable.

18/6/17

Breve historia de la Revolución Rusa


Isaac Deutscher

La revolución de 1917 estalló en plena guerra mundial en la que Rusia, aunque perteneciendo de hecho a la coalición victoriosa, sufrió severas derrotas. En cierto sentido algunos consideran que la revolución se vio propiciada por el fracaso del ejér­cito zarista. Pero la realidad es que la guerra no hizo más que acelerar un proceso que desde hacía varias décadas estaba erosionando el viejo orden establecido; aceleración que ya se había visto más de una vez intensificada por otras derrotas militares. El zar intentó evitar las consecuencias de su fracaso en la guerra de la concediendo la emancipación de los siervos en 1861. La derrota en la guerra ruso-japonesa de 1904-1905 se vio inmediatamente seguida por un annus mirabilis de revoluciones. Tras el desastre militar de 1915-1916 el movimiento empezó de nuevo desde el punto muerto al que había llegado en 1905, con la diferencia que en 1905 la insurrección de diciembre de los obreros de Moscú, había significado la palabra fin de la solución, mientras que en 1917 la revuelta armada Petrogrado fue la primera chispa. La organización más importante creada por la revolución de 1905 1/ fue el llamado "consejo de representantes obreros" o soviet de San Petersburgo 2/. Tras un intervalo de doce años, los primeros días del nuevo alzamiento, aquella organización volvió de nuevo a vitalizarse para convertirse en el foco principal del gran acontecimiento que avecinaba.

5/3/17

Los bolcheviques toman el poder — Alexander Rabinowitch

Lenin ✆ Vladimir Serov
Ugo Palheta

La editorial La Fabrique acaba de publicar “Les Bolcheviques prennent le pouvoir”*, aparecido inicialmente en inglés en 1976. Este libro de Alexander Rabinowitch tiene el enorme mérito de restituir lo que fue realmente la Revolución rusa en Petrogrado, entonces capital de Rusia y sobre todo epicentro de la revolución: un movimiento de insubordinación generalizada en que las clases dirigentes se mostraban incapaces de imponer su dominación como antes y en que las clases subalternas ya no consentían esa dominación (la definición por antonomasia de una “crisis revolucionaria” según Lenin), y al mismo tiempo un momento de aceleración y de bifurcación políticas, cuyas consecuencias serán ingentes a escala mundial.

En particular, el libro examina con todo detalle la política y la acción de los bolcheviques –tanto de la dirección del partido como de los militantes y las organizaciones intermedias– entre julio y octubre de 1917. Permite salvar el escollo cruzado de una disolución del papel del partido bolchevique (que para algunos no habría hecho más que ir a la zaga de los acontecimientos sin desempeñar ninguna función real más que canalizar la combatividad popular) y de una fetichización del mismo (sea negativa, con los bolcheviques como golpistas y usurpadores, sea positiva, como encarnación política del proletariado ruso).

17/2/17

John Reed en la Revolución rusa. Un joven periodista estadounidense hizo historia

Carlos García Santa Cecilia

Se cumple el centenario del estallido de una revolución que conmovió al mundo. En su corazón estaba, anotando cuanto sucedía, un joven e idealista reportero estadounidense, John Reed, que nos legó uno de los grandes libros de la historia del periodismo: Diez días que conmovieron al mundo. Según la recreación de Ángel Fernández-Santos (El País, 2 de enero, 1982), eran las dos y media de la tarde del 7 de noviembre [25 de octubre en el calendario juliano entonces vigente en Rusia]…
“En el Instituto Smolny, de San Petersburgo, cuartel general de los revolucionarios bolcheviques, en medio de una indescriptible barahúnda de idas y venidas de soldados, guardias rojos, obreros famélicos y ateridos, un hombre joven, un corpulento norteamericano que sobresale un palmo por encima de las cabezas de la multitud de rusos que atesta el edificio, se abre paso a codazos hasta el salón de sesiones del Soviet de Petrogrado, reunido allí en sesión permanente. Inclina su cuerpo sobre los hombros de un soldado y logra así trasladar la línea de sus ojos al otro lado de una columna que le impide la visión de un hombre que, encaramado en un taburete, anuncia con voz metálica una nueva época para Rusia y la humanidad. El orador ruso y el joven norteamericano cruzan un instante sus miradas”.

17/11/16

La revolución rusa interpela al futuro — Lenin nos llama desde el fondo de la historia

 “Es preciso soñar, pero con la condición de creer en nuestros sueños. De examinar con atención la vida real, de confrontar nuestra observación con esos sueños, y de realizar escrupulosamente nuestra fantasía” Lenin
Lenin ✆ Vladimir Serov

Gustavo Robles

Estamos, en términos históricos, en las vísperas del centenario de la fecha más importante de la Humanidad: la Revolución Rusa. El 7 de noviembre de 2016 se han cumplido 99 años de aquella gesta, en la que los explotados de la Rusia zarista tomaron el Palacio de Invierno y el Poder, guiados y vanguardizados por los bolcheviques. Con Lenin a la cabeza, estos se propusieron crear una sociedad totalmente diferente a las que los seres humanos modelaron a lo largo de la historia: una donde no existiera la explotación del hombre por el hombre, ni sus consecuencias nefastas, la desigualdad, la injusticia y la miseria.

____________________________________

Páginas interesantes
____________________________________

Carlos Díaz Letelier: Inmigrantes y refugiados en la época de la geoeconomía — Carcaj
Carlos Noriega: Perú, Fujimori, autogolpe y 25 años después, la continuidad neoliberal — Sur & Sur
Manuel Martínez Llaneza: Notas sobre las "Tesis de abril" — Espai Marx
Riccardo Evangelista: Polanyi, Hayek e le aporie del reddito di cittadinanza — Economia & Politica
Josep María Antentas: Imaginación estratégica y partido (PDF) — Viento Sur
Jesús Silva-Herzog Márquez: Plomo y equilibrio: Giovanni Sartori y la teoría de la democracia — Nexos
Alonso Gallardo: Notas para romper ideológicamente con el neoliberalismo progresista — La Voz de Asturias
Rosa Pascual: Chimen Abramsky - El viaje ideológico de un judío estalinista (+ Video) — Cajón de Sastre
Mempo Giardinelli: Carta pública a Mario Vargas Llosa — CubaDebate
Miguel Urbán: La Europa Fortaleza se construye sobre el miedo y la escasez — Público
Sergio Bufano: A cien años de la revolución que conmovió al mundo — Perfil
Chema Sanmorán: La breve historia y gran aportación fotográfica de Walter Benjamin — Xakalafoto
Eduardo de León: A propósito de Enrico Berlinguer / Por un nuevo compromiso histórico — La Diaria
Rafael Luis Gumucio Rivas: Michel Onfray: Nietzsche, anarquismo y decadencia — El Clarín de Chile
Orlando Guevara Núñez: 24 de febrero de 1895: Heraldo del presente cubano — Sierra Maestra
Mempo Giardinelli: Pensando en octubre — Página 12
Didier Epsztajn: Marchandise, objectivité, rapports sociaux et fétichisme — Entre les lignes entre les mots
Verónica Schild: Feminismo y neoliberalismo en América Latina — Nueva Sociedad
Robert Kurz: Foucault’s pendulum - From party-Marxism to movement ideology — Critique de la valeur-dissociation
Guglielmo Carchedi: El agotamiento de la fase histórica actual del capitalismo — SinPermiso
Tyler Durden: Al Via Le Guerre Commerciali Europee: Il Consigliere al commercio di Trump accusa la Germania di sfruttare un Euro “Esageratamente Svalutato” — Voci dall'Estero
Fidel López Eguizábal: Un nuevo amanecer para el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional [FMLN] en El Salvador — Frontera D
Novecientos días de asedio fascista a [Leningrado,] la cuna de la Revolución de Octubre — Movimiento Político de Resistencia
Ruy Fausto: Notas críticas a propósito de debates e pronunciamentos de esquerda sobre a situação política no Brasil — Revista Fevereiro
Juan Ernesto Moreno Soto: El poder de la memoria. Elaboración y uso del testimonio para la resistencia en América Latina — Pacarina del Sur
Adán Medellín: Un réquiem personal a raíz del fallecimiento del escritor argentino Ricardo Piglia — Revista Desocupado