“Tres pasiones, simples, pero abrumadoramente intensas, han gobernado mi vida: el ansia de amor, la búsqueda del conocimiento y una insoportable piedad por los sufrimientos de la humanidad. Estas tres pasiones, como grandes vendavales, me han llevado de acá para allá, por una ruta cambiante, sobre un profundo océano de angustia, hasta el borde mismo de la desesperación” — Bertrand Russell

Mostrando las entradas con la etiqueta Ciencia y Tecnología. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta Ciencia y Tecnología. Mostrar todas las entradas

16/7/17

¿Fin del trabajo o fetichismo de la robótica?

Nuevas tecnologías y el destino del trabajo humano. Retorno de viejas teorías y dados que están cargados. A propósito de la naturaleza de las máquinas y la naturaleza del capital. 

Paula Bach

La tesis del fin del trabajo está de regreso y con amplia repercusión mediática. Sus representantes: un sector del mainstream conocido como “tecno-optimista”. La hipótesis: que las nuevas tecnologías tales como la inteligencia artificial, el big data, Internet de las cosas, las impresoras 3D, la nanotecnología, la biotecnología o la robótica –que, dicho sea de paso, posee una gran carga simbólica–, amenazan la existencia misma del trabajo asalariado. La cuestión exige dos distinciones fundamentales. La primera es que si bien en el curso del proceso de inversión el capital se sirve de las cualidades de la tecnología para forjar una masa creciente de desocupados estructurales, una cosa muy distinta es sostener que efectivamente pueda existir o subsistir en el mediano o largo plazo desvinculándose progresivamente del trabajo asalariado.

La segunda exige diferenciar entre las cualidades físicas, materiales, útiles de los productos tecnológicos y las características propias del proceso de valorización del capital. ¿Son las cualidades físicas –el valor de uso– de aquellos adelantos lo que dará la pauta del destino del trabajo asalariado? Sostendremos que el nudo del asunto remite una vez más al movimiento contradictorio entre valor de uso y valor de cambio. Dualidad que no por azar permitió a Marx descubrir la diferencia entre trabajo y fuerza de trabajo y con ella, la especificidad del modo capitalista de producción.
Por supuesto ningún razonamiento teórico puramente abstracto puede quitarles a los “tecno-optimistas” el derecho a la verdad. Sin embargo, la abundante contribución empírica de la historia reciente parece revelar que en la nueva tesis del fin del trabajo –una vez más– los dados están cargados.

10/10/16

La sociedad ‘smartphone’

Nicole M. Aschoff

El automóvil fue en muchos aspectos la mercancía emblemática del siglo XX. Su importancia deriva no del ingenio tecnológico o de la sofisticación de la cadena de montaje sino de la capacidad de reflejar y moldear la sociedad. Nuestras formas de producir, consumir, utilizar y normalizar los automóviles eran una ventana sobre el capitalismo de aquella centuria, un atisbo del entrelazamiento y la tensión entre lo social, lo político y lo económico. En una era caracterizada por la financiarización y la globalización, en la cual la “información” es oro, la idea que una mercancía defina una época puede sorprender. Sin embargo, las mercancías no son menos importantes hoy y nuestras relaciones con ellas siguen siendo primordiales para comprender la sociedad. Si el automóvil es fundamental para comprender el siglo pasado, el teléfono inteligente (en adelante smartphone) es la mercancía que define nuestra época.

18/2/16

Las ondas gravitacionales — Haciendo historia

O quizá se trata otra vez de la misma paradoja: que la historia que acontece delante de nuestra narices debería ser la más clara, y sin embargo es la más delicuescente” Julián Barnes, El sentido de un final 

Visualización 3D de ondas gravitacionales producidas
por dos agujeros negros orbitales. Imagen Henze, NASA
José Ma. Rodríguez   |   Cuando sucede un hecho histórico los participantes suelen decir: estamos haciendo Historia. Quieren decir que lo que están viviendo se publicará en los libros de Historia del futuro. Cuando ocurre algo semejante en ciencia no se dice que se está haciendo Ciencia, expresión que se reserva para el trabajo silencioso que miles de científicos realizan día a día, con el que se va tejiendo la red que permite de vez en cuando hallazgos como el que hoy nos ocupa, la ondas gravitacionales. La confirmación de la existencia de las ondas gravitacionales, que hemos conocido hace poco, aparecerá en los libros de Ciencia, igual que la caída del muro de Berlín aparece en los de Historia.

Esta confirmación experimental ha sido tan importante que ha eclipsado otros dos asuntos de gran relevancia científica a los que ha ido ligada: la comprobación de la existencia de los agujeros negros y la manera en que estos pueden interactuar.

25/11/15

La hybris sin límites y el capitalismo 2.0 — La Guerra (de conquista corporativa) de la galaxia

“Cualquier intento de entender la democracia sin tener en cuenta su relación con el capitalismo es dudoso. A pesar de que habitualmente se equipare el capitalismo –o el eufemismo de los mercados libres- con la democracia, una y otra cosa siguen siendo proyectos distintos, con tensiones muy fuertes entre sí que pueden desencadenar un conflicto directo.”  Robert W. McChesney (2013)

“Creo que el primer principio orientador de una política de la ciencia para esa otra sociedad, para esa comunidad o federación de comunidades, debería ser una rectificación de los modos dialécticos clásicos de pensar, hegelianos, sólo por negación, para pensar de un modo que incluyera una dialecticidad distinta con elementos de positividad. Esto es demasiado largo de discutir para hacerlo ahora, pero se puede en cambio ejemplificar en la práctica. Una dialecticidad que tenga como primera virtud práctica la de Aristóteles... es decir, el principio del mesotes, de la cordura, de la mesura, dimanante del hecho de que las contradicciones en las que estamos no las veo como resolubles al modo hegeliano sino al modo como se apunta en el libro primero de El Capital, es decir, mediante la creación del marco en el cual pueden dirimirse sin catástrofe.”Manuel Sacristán (1979)

Salvador López Arnal   /   No es ciencia ficción. Es tecnociencia contemporánea abonada, reorientada y dirigida por las grandes corporaciones y su lema esencial: acumulación irrestricta de capital: ¡todo y donde sea por la pasta! Tomo pie en la información de Javier Salas [1]. En doce puntos:

15/11/15

Cien años de la teoría de la relatividad de Albert Einstein

Albert Einstein ✆ Isabelle Dillard
Sergio Torres Arzayús   |   Uno de los brotes de creatividad científica más intensos que se ha registrado en la historia de la ciencia ocurrió hace 100 años. En noviembre de 1915, Albert Einstein, un joven alemán, de 36 años, formuló una teoría que cambió la manera como el Homo sapiens sapiens concibe el universo: la teoría de la relatividad general. Se trata de una teoría abstracta que, a pesar de su fama de ser remota de lo cotidiano, ha generado aplicaciones prácticas, como la tecnología de GPS (sistema de posicionamiento global) con la cual se estiman mejoras en la eficiencia del tráfico aéreo que representarán ahorros de miles de millones de dólares. A Einstein le frustraba cuando los periodistas le pedían que resumiera su teoría en un minuto. ¿Cómo podía diluir su trabajo de 10 años en unos pocos minutos? Un científico arrogante le diría al periodista que no le hiciera perder tiempo. Pero así no era Einstein, todo lo contrario, él era accesible y para nada pretencioso. En uno de esos encuentros con la prensa, Einstein respondió a la pregunta qué es la relatividad con una escueta frase: “Es una teoría del espacio y del tiempo que conduce a una teoría de la gravedad”. En todo momento tenemos contacto con el espacio y con el tiempo: el espacio que ocupamos y en el que nos movemos, el tiempo que transcurre entre los eventos que suceden en la jornada.

La teoría de la relatividad, un siglo después de su descubrimiento

Einstein a Chaplin: Lo que más admiro en vuestro arte es su universalidad. No dices ni una palabra y, sin embargo, todo el mundo te entiende.
Chaplin a Einstein: Es cierto. Pero tu gloria es mayor aún: el mundo entero te admira, mientras que nadie te entiende. 

Hubert Krivine   |   La relatividad especial tiene ahora 110 años y la de la relatividad general, un siglo; también este diálogo atribuido a Einstein y Chaplin ha envejecido un poco: hoy la teoría de la relatividad (especial) se enseña a todos los estudiantes de ciencia, lo que llega a abarcar a algunos miles de millones de personas en el mundo.

A semejanza de la mecánica cuántica, la relatividad ha sido concebida con el objetivo de explicar algunas paradojas teóricas o experimentales a las que estaba confrontada la ciencia “clásica”. No para fabricar laser o bombas. Resulta llamativo observar que la respuesta a estas preocupaciones, que no implicaban más que a una pequeña franja de físicos, en menos de cincuenta años, iba a afectar a toda la humanidad. Miles de millones de personas se sirven –es verdad que sin ser conscientes de ello- de la teoría de la relatividad general: los utilizadores de GPS en su teléfono móvil.

16/3/14

La ciencia y las políticas de desarrollo

Mario Bunge  |  Durante la campaña electoral del 2012, el candidato presidencial demócrata, Barack Obama, afirmó que la ciencia y la técnica son “la clave de la economía del siglo XXI”. Su contrincante, el republicano y fanático religioso Mitt Romney, habló de desarrollo económico, profiriendo al mismo tiempo promesas y amenazas de importantes recortes en los presupuestos de ciencia, ingeniería y medicina. Este debate recuerda de hace medio milenio, al comenzar la Revolución científica. Entonces hubo un puñado de gigantes, como Galileo, Huyghens, Harvey y Boyle, que practicaron, renovaron y defendieron la investigación científica frente a las iglesias cristianas, que defendían supersticiones milenarias y, sobre todo, pretendían que la verdad se halla ya hecha en el dogma, mientras que los innovadores sostenían que la verdad se va haciendo a medida que se estudia la realidad.

Desde el punto de vista filosófico, el juicio que la Inquisición entabló contra Galileo fue

8/9/13

Ni tan empiristas, ni tan delirantes | La nueva astronomía de Copérnico y Képler

Johannes Kepler  & Nicolás Copérnico
José Antonio Gómez Di Vincenzo  [Especial para La Página]  |  De una cosa el lector puede estar seguro: de haber sido Copérnico y Képler, los padres de la moderna astronomía, tan irredentos empiristas como la epistemología estándar les hubiese exigido para que sus aportes puedan ser caratulados como ciencia legítima, jamás habrían estado dispuestos a introducir la tesis de que la Tierra es un simple planeta que gira en torno del Sol y a su vez, describe una rotación diaria sobre su eje. Toda la experiencia demostraría que tal hipótesis o mera especulación carecía de apoyo. Cualquier mortal puede constatar gracias al aporte de sus sentidos que las estrellas están fijas en el firmamento, que giran de este a oeste lo mismo que el Sol que es quien se mueve y no la Tierra.

Este breve artículo retoma la pregunta que con tanta claridad planteara Edwin Burtt en su ya antológico y de culto ‘Los fundamentos metafísicos de la ciencia moderna[1]:
¿Por qué Copérnico y Képler, antes de cualquier confirmación empírica de la nueva hipótesis de que la Tierra es un planeta que gira sobre su eje y da vueltas alrededor del Sol, mientras las estrellas fijas permanecen quietas, creyeron que era una verdadera imagen del universo astronómico?

2/9/13

Vigilancia de las ciencias sociales

Eduardo Zeind Palafox [Especial para La Página]  | Zenón, en célebre paradoja, demostró la imposibilidad del movimiento. Kafka, según Borges, reeditó la paradoja del antiguo pensador cortando páginas y capítulos de sus libros, que no explican lo narrado o lo relatado con la minucia del historiador, del tiempo. Los místicos judíos creían que jamás podríamos leer la página inicial que el Verbo, consustancial (‘homoousios’) y apellidado por todas las cosas, había escrito. En las Escrituras leemos que en los inicios de los humanos tiempos todo era caos y que neblinas formaban la estructura del mundo. Santo Tomás quiso demostrar que la creación del mundo a partir de nada era quimérica ensoñación.

Podríamos multiplicar los ejemplos y los nombres de los pensadores que han procurado arrostrar el problema de los orígenes de la sociedad, pero preferible es, como querría Gastón Bachelard, pensar en lo que hay y no sólo en posibilidades convincentes. Poco importan los fatuos orígenes de una sociedad, pero mucho importa su historia. La sociología, que

3/5/13

¿Qué tenía en su cabeza Albert Einstein?

Albert Einstein
✆ Hanoch Piven 
Juan Forn

Un auto cruza Estados Unidos de costa a costa. En él viajan dos hombres y el cerebro de Einstein. El que maneja no importa; es sólo el chofer en esta historia. El que va sentado a su lado se llama Thomas Harvey, tiene ochenta años y fue el médico forense que hizo la autopsia de Einstein. Su destino es Berkeley, California, el lugar donde vive Evelyn Einstein, la nieta o quizá hija del gran científico (en los papeles figura como adoptada por Hans Albert, el primogénito de Einstein, pero dice la leyenda que en realidad era la hija de la vejez del genio). Evelyn es desprogramadora de sectas, pero Thomas Harvey no lo sabe, ni le haría diferencia: lo único que le importa es decidir qué hacer con el cerebro de Einstein. Lleva cuarenta y cinco años de celosa custodia y sabe (no hace falta ser forense para notarlo) que no le queda mucho más tiempo de residencia en la Tierra. Por eso ha aceptado el ofrecimiento del joven periodista que maneja a su lado y se deja llevar en coche de un extremo al otro de Estados Unidos, para decidir el destino de los dos tupperwares que van en el baúl.

1/1/13

Las supernovas de Tycho Brahe & Johannes Kepler

En la imagen: Johannes Kepler  & Tycho Brahe
José Antonio Gómez Di Vincenzo

Especial para La Página
Los investigadores de ovnis suelen proceder todos de un modo similar a la hora de fundamentar los hechos que involucran extraterrestres y naves espaciales. Penetrados por un pseudo empirismo derivado, o más bien derrapado, de un positivismo que nunca asimilaron ni comprendieron, buscan presentar testigos que aseguren haber visto lo mismo con lujo de detalle. Siempre es bueno disfrazarse de un buen positivista en los medios, por algún motivo la gente se convence de la verdad de lo aseverado, aún cuando quien está

16/12/12

De cuando los geómetras patearon el tablero de Euclides y pusieron en aprietos al mismísimo Kant

José Antonio Gómez Di Vincenzo

Especial para La Página
El quinto postulado de la Geometría Euclidiana se había instalado, desde la antigüedad, como un verdadero dolor de cabeza para muchos estudiosos de la filosofía de la geometría y la geometría misma. El mismo Euclides (ca. 325 - ca. 265 a. C.) hacía todo lo posible por evitarlo en sus demostraciones, apelando a él recién en la proposición XXVII de sus famosos Elementos, la que establece la igualdad de los ángulos alternos internos que se forman cuando una recta corta dos paralelas. Muchos de sus teoremas quedaron demostrados haciendo uso y abuso de complejos rompederos de cabeza; teoremas cuya justificación hubiese sido muy sencilla y elegante de haber invocado el quinto postulado. ¿Por qué tanta aversión al uso del quinto por parte de su creador?

17/11/12

El ‘cangrejo’ del lago de Valencia

Vista del Lago de Valencia
Gustavo Márquez Marín

Especial para La Página
El Lago de Valencia que venía secándose por la pérdida de caudal de los ríos que lo alimentaban, desde 1978 comenzó a incrementar su nivel y a ocupar espacios que había perdido y venían siendo utilizados para la producción agrícola y la expansión urbana. Por ser éste un lago endorreico, no evacúa  cantidades significativas de agua ni por desagüe superficial ni por infiltración. Esto fue desestimado por quienes proyectaron el Acueducto Regional del Centro, destinado a suministrarle agua a las áreas metropolitanas de Valencia y Maracay, a partir del trasvase del río Pao de la cuenca del Orinoco a la del Lago, ocasionando un desequilibrio hidrológico por el ingreso a éste último de las descargas de aguas residuales, provenientes de las industrias y  poblaciones establecidas en su entorno.

12/11/12

La postura hizo al hombre / El crecimiento del cerebro puede ser seguido a través de toda la historia de la antropología

Stephen Jay Gould

Ningún evento hizo más por la fama y el prestigio del Museo de Historia Natural que las expediciones al Desierto de Gobi en los años `20. Los descubrimientos, incluyendo el primer huevo de dinosaurio, fueron excitantes y abundantes y se adecuaban perfectamente a las aventuras heroicas del más puro estilo hollywoodense. Es todavía difícil encontrar una mejor historia de aventuras que el libro de Roy Chapman (con su título chauvinista): ‘The New Conquest of Central Asia’. 

También en
PDF
Sin embargo, la expedición fracasó por completo en cumplir el propósito original: encontrar en Asia Central los ancestros del Hombre. Y fracasaron por la más elemental de las razones -nosotros evolucionamos en África, como Darwin lo supuso cincuenta años antes. Nuestros ancestros africanos (o por lo menos nuestros primos más cercanos) fueron descubiertos en depósitos cavernarios durante los años `20. Pero estos australopitecos fracasaron en dar el tipo de lo que las nociones preconcebidas suponían que el “eslabón perdido” debía ser, y muchos científicos se negaron a aceptarlos como miembros de buena fe de nuestro linaje.

25/8/12

El problema de los agrotóxicos

Alfredo Portillo

Especial para La Página
Hace algunas semanas, con motivo del recorrido que hiciera el candidato Henrique Capriles Radonsky  por algunos municipios merideños y trujillanos donde la actividad agrícola es muy importante, a varios productores agrícolas de la zona se les consultó  sobre lo que esperaban y querían del aspirante a la presidencia que los visitaba en  ese momento. Alarmantemente, la mayoría de los consultados pidió  con mucha vehemencia ---como se pudo apreciar por televisión--- que le suministraran venenos para poder producir rubros como papa, zanahoria y ajo.  “¡Queremos venenos! ¡Necesitamos venenos!”, clamaron los campesinos de los municipios Pueblo Llano y Miranda, del estado Mérida, y del municipio Urdaneta, del estado Trujillo.

Estos deseos y expresiones son alarmantes porque, como se ha revelado a través de investigaciones que se han realizado en esos y otros municipios de Los Andes y de otras regiones del país, el uso inadecuado y excesivo de agrotóxicos (herbicidas, insecticidas y fungicidas) se ha convertido en un verdadero problema de la realidad agrícola venezolana, con las secuelas que eso está trayendo tanto para la salud de los trabajadores del campo y sus familiares, como para el ambiente (suelo, vegetación, agua y aire) y para la calidad de los alimentos agrícolas que los venezolanos estamos consumiendo en la actualidad.

En vista de tal situación, resulta lógico pensar que durante los próximos años, el gobierno nacional debe diseñar e implementar una política agrícola que tenga como eje central la progresiva disminución del uso de los agrotóxicos por parte de los pequeños, medianos y grandes  productores agrícolas venezolanos, a fin de garantizar una verdadera soberanía y seguridad agroalimentaria. Por supuesto que eso debe ser progresivo, por lo que se deben establecer objetivos, metas e indicadores bien claros y precisos, tanto en el tiempo como en el espacio. Sólo así será posible hacerle un seguimiento y monitoreo a los avances que en esta materia se¿ vayan teniendo,  para luego, cada 3 de diciembre (Día Mundial del No Uso de Plaguicidas), se le informe al país sobre dichos avances.

1/8/12

El eclipse de Venus / La danza de los astros en un universo sin tiempo y sin límites en este diminuto planeta

Álvaro Cuadra

Especial para La Página
La magia de las nuevas tecnologías ha hecho posible observar un fenómeno celeste en “vivo y en directo”. Hemos visto transitar el planeta Venus frente al sol, alineado con la Tierra el cinco de junio de este año. Apenas un punto negro recortándose contra la luz enceguecedora del Sol. No es necesario ser astrónomo para saber que no somos nada distinto. Nuestro planeta entero es, también, observado desde Marte, un punto oscuro que atraviesa nuestra estrella.

Hay un extraño sentimiento, no exento de secreto pavor, saberse el habitante de un punto suspendido en el vacío, vagando alrededor de la luz. Rara vez pensamos estas cosas, sumidos como estamos en el despertador, las cuentas por pagar o aquella reunión tan importante que nos reclama a primera hora. La curiosidad y el deslumbramiento extático lo hemos relegado a nuestros primeros años. Es en la infancia cuando asistimos embobados al espectáculo del mundo y nos hacemos esas preguntas fundamentales, la mayoría de las cuales solo tienen como respuesta un signo de interrogación.

13/7/12

La bomba atómica de Irán y la estabilidad en el Medio Oriente

Alfredo Portillo

Especial para La Página
Recientemente el politólogo estadounidense Kenneth Waltz publicó un artículo (Why Iran should get the bomb) en la influyente revista Foreign Affairs, en el que da a entender que Irán finalmente tendrá la bomba atómica y que eso contribuirá a la estabilidad en la región del Medio Oriente. Contrario a lo que  piensan muchos analistas de Estados Unidos, Europa e Israel, en el sentido de que el arma nuclear en manos de Irán sería lo peor que pudiera ocurrir, Waltz considera que la concreción de tal acontecimiento sería lo más conveniente para todos.

Explica Waltz en su sorprendente artículo, que la inestabilidad y la actual crisis en el Medio Oriente se han debido en parte al monopolio nuclear que en esa región ha tenido Israel durante las últimas cuatro décadas, y no al actual deseo de Irán de poseer la bomba atómica. El hecho concreto es que Israel ha procurado siempre mantener el monopolio nuclear, para lo cual ha realizado bombardeos selectivos contra instalaciones militares de Irak en 1981 y de Siria en el  2007, y tiene planeado ejecutar algo similar contra puntos estratégicos ubicados en territorio iraní.

1/7/12

Cardiomiopatía de Takotsubo = Síndrome del corazón roto

Una nueva investigación de la universidad Imperial College de Londres sugiere que tener el "síndrome del corazón roto" podría constituir un mecanismo para proteger al mismo corazón de altos niveles de adrenalina. El síndrome del corazón roto, cuyo nombre técnico es "cardiomiopatía de Takotsubo", es una condición que se produce como resultado del estrés físico o emocional intenso.

Se trata de una falla cardíaca temporal. Sus síntomas son similares a los de un ataque al corazón y, de hecho, científicos han determinado que un pequeño porcentaje de quienes son diagnosticados de ataque cardíaco padecían en realidad la cardiomiopatía de Takotsubo. La diferencia radica en que, cuando hay ataque, las arterias coronarias se bloquean. En el caso del Takotsubo, la parte baja del corazón no se contrae como debería y se ensancha, hasta parecer un globo.

En la mayoría de las ocasiones, la condición es tratable y curable. "Aunque hay mucho que todavía tenemos que aprender sobre el síndrome, rara vez es fatal, siempre y cuando los pacientes reciban tratamiento con medicamentos, respiradores y otros dispositos clave las primeras 48 horas", dijo el doctor Richard Regnante en 2009, a propósito de otra investigación sobre la enfermedad.

25/6/12

Alan Turing, padre de la cibernética condenado por la homofobia / No le fue suficiente haber sido un héroe de guerra

Foto-composición de Alan Turing
Si esa pequeña manzana mordida hoy brilla vanidosa a lomos de todo Mac o iPhone que se precie, es gracias a un homosexual singular: Alan Turing.  Considerado padre de la computación y de la inteligencia artificial, este científico inglés, matemático, filósofo y criptógrafo de la primera mitad del siglo XX se implicó hasta las cejas con la causa antinazi, descifrando el código Enigma alemán, lo que salvó muchas vidas humanas. Desgraciadamente, el mismo mundo libre que tanto le debía le negaba amar a su manera, acarreándole un final trágico, donde una manzana fue también protagonista. Aunque la ciencia oficial, tan dada a silenciar las vidas y pasiones de los científicos, se ha resistido durante años a reconocer los muchos méritos de Turing, por fortuna el tiempo acaba poniéndolo todo en su lugar.

Un niño prodigio

Video sobre Alan Turing
Alan Mathison Turing había nacido un 23 de junio del año 1912 en el distrito londinense de Paddington, en Westminster. Sus padres, Julius y Ethel, viajaban constantemente a la India, donde Julius estaba destinado como funcionario británico, pero nunca llevaron con ellos a Alan, dejándole en Londres al cuidado de unos familiares. Desde edad muy temprana, el joven Turing destacaba por su privilegiada memoria, que le permitió aprender a leer en tres meses. Aficionado a los rompecabezas, con tan sólo ocho años ya se mostraba interesado por el conocimiento científico. Sin embargo, sus aptitudes derivarían hacia el abstracto universo de las matemáticas. Algo que fue posible gracias a su extraordinaria habilidad para realizar cálculos mentales y resolver complejos logaritmos.

A los seis años sus padres le envían al colegio St. Michael, cuyos docentes se percatan de la precocidad de aquel niño. A los catorce ingresa en un internado situado a unos 90 kilómetros de Southampton, donde fue protagonista de una hazaña que recogió puntualmente la prensa local. Era tan grande la resolución del joven Turing por asistir a la escuela que el primer día de clase, que coincidió con una huelga de transporte, llegó a recorrer en solitario esa enorme distancia en bicicleta.

20/6/12

¿Quién inventó el correo electrónico? / Noam Chomsky pone en duda cierta historia

El lingüista defiende que fue un antiguo estudiante suyo el que inventó el correo electrónico en 1978, tesis que contradice la defendida por el historicista de Internet Ian Peter, quien señala al ingeniero Ray Tomlinson como creador del correo electrónico.

En contra de las evidencias conocidas hasta la fecha, el popular psicólogo cognitivo y lingüista Noam Chomsky se ha reafirmado en que el correo electrónico  fue inventado por un exalumno suyo, de tan sólo 14 años de edad, en 1978.  “Los hechos son irrefutables”, escribió Chomsky en un comunicado que señala a V.A. Shiva Ayyadurai como el verdadero inventor del correo electrónico en lo que fue un proyecto de verano para digitalizar el sistema de correo interdepartamental de un laboratorio hospitalario. Ayyadurai ya empleó en 1978 la palabra correo electrónico para definir lo que acababa de crear: una replicación electrónica de un sistema de correo horizontal en una empresa. Este inventor envió el código de su invento a la Oficina de Copyright de Estados Unidos, quienes le otorgaron los derechos intelectuales sobre este desarrollo en 1982. Ayyadurai también registró aspectos tan habituales hoy en día como “Bandeja de entrada”, “CC”, “Responder”, “Libreta de direcciones” o “Grupos”.

____________________________________

Páginas interesantes
____________________________________

Les presentamos algunos datos para conocer a Eduardo del Río: ¿Quién fue Rius? — Adn 40
Ante la muerte del maestro Eduardo del Río (Rius) — La Verdad
Adiós a Rius, el gran caricaturista de México — Sputnik
Isidoro Berdié Bueno: En el origen de las civilizaciones — Naiz
José Pablo Feinmann: Capitalismo — Página 12
Juan Castellanos: Walter Benjamin y los pueblos indígenas de México — La Izquierda Diario
Rodolfo Ortega Montero: Croniquilla: Flora Tristán, la hija de Simón Bolívar — El Pilón
David Martínez Pradales: Alaska visionaria: ¿Nos hallamos en el albor de una rebelión de los electrodomésticos? — Nebbot
Mixar López: Frank Zappa: El hombre que lo hizo todo — Quarter Rock Press
Nael Ramírez Domínguez: La juventud frente al imperialismo — Rebelión
Russie, 23 février 1917: les femmes allument l’incendie révolutionnaire — Le Monde
Christian Vanneste: Emmanuel Macron, la caricature souriante de l’establishment triomphant — Boulevard Voltaire
Carlos Noriega: Perú, Fujimori, autogolpe y 25 años después, la continuidad neoliberal — Sur & Sur
Manuel Martínez Llaneza: Notas sobre las "Tesis de Abril" — Espai Marx
Riccardo Evangelista: Polanyi, Hayek e le aporie del reddito di cittadinanza — Economia & Politica
Josep María Antentas: Imaginación estratégica y partido (PDF) — Viento Sur
Jesús Silva-Herzog Márquez: Plomo y equilibrio: Giovanni Sartori y la teoría de la democracia — Nexos
Alonso Gallardo: Notas para romper ideológicamente con el neoliberalismo progresista — La Voz de Asturias
Rosa Pascual: Chimen Abramsky - El viaje ideológico de un judío estalinista (+ Video) — Cajón de Sastre
Mempo Giardinelli: Carta pública a Mario Vargas Llosa — CubaDebate
Miguel Urbán: La Europa Fortaleza se construye sobre el miedo y la escasez — Público
Sergio Bufano: A cien años de la revolución que conmovió al mundo — Perfil
Chema Sanmorán: La breve historia y gran aportación fotográfica de Walter Benjamin — Xakalafoto
Eduardo de León: A propósito de Enrico Berlinguer / Por un nuevo compromiso histórico — La Diaria
Rafael Luis Gumucio Rivas: Michel Onfray: Nietzsche, anarquismo y decadencia — El Clarín de Chile